Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

BlogInfo Neurovid

 

 chupo 0

Los chupones no sólo son fuentes de consuelo altamente apreciadas, sino que también pueden influir en los aspectos de desarrollo de la mandíbula y la cavidad bucal. Es la forma la que desempeña un papel decisivo, según especialistas expertos en ortodoncia y pediatría                                                           

El reflejo de succión de un niño es innato. Puede detectarse en una ecografía a partir del quinto mes de embarazo, presenta dos tipos de succión. Dado que la succión es esencial para la supervivencia, los bebés ya son capaces de beber sólo unos cuantos minutos después de su nacimiento. Esta necesidad de succionar llega a su punto más alto durante el primer año de vida, haciéndose más débil o desapareciendo completamente después.  Es mucho mejor si todo esto sucede en el pecho de la madre, pero en algunos casos por las condiciones del bebe y la madre no es posible.

 Los bebés recién nacidos presentan dos tipos de succión:

  1. La alimenticia: que es la que le permite succionar y tragar, es decir la que cumple la función de alimentarlo y calmarle la sensación de hambre.
  2. La succión no nutritiva: que es sólo hecho de succionar por placer y para calmarse sólo. Esta succión se lleva a cabo a través de "succionarse" los dedos, chupete y otros objetos no relacionados con la ingesta de nutrientes. Se considera una actividad normal en el desarrollo fetal y neonatal.

El bebé que tiene una succión débil se diferencia del que es perezoso porque al que tiene una succión débil le resulta difícil agarrarse al pecho y mantenerse agarrado.

La madre que tiene un bebé con una succión débil nota que:

  • El bebé quiere amamantar “todo el tiempo” pero no traga regularmente.
  • El bebé se quita del pecho a menudo, sobre todo si la madre se mueve incluso un poco.
  • Al bebé le sale leche de la boca mientras amamanta.
  • El bebé se atraganta con la leche mientras amamanta (aunque esto también puede ser indicativo de una bajada de la leche demasiado rápida).

Un elemento que puede usarse en el fortalecimiento e integración de la succión, es el uso del chupo entretenedor, he aquí un listado de posibles ventajas/desventajas de su uso:

 

VENTAJAS

  •  Acelera la madurez del reflejo de succión. En los niños prematuros donde el reflejo de succión no está bien establecido por ser muy pequeños e inmaduros, se puede recurrir al uso del chupo para estimular este reflejo, con lo que se consigue antes una succión organizada.
  • Efecto tranquilizador. En bebés pre-término y aquellos nacidos a término con un bajo peso al nacer con frecuencia deben recibir alimentación enteral. Aunque esto garantiza la provisión de nutrientes, los niños no pueden succionar para ingerir la comida como realmente lo requieren. Si se da a un bebé un chupo mientras es alimentado por sonda, muchos se sentirán más calmados, más satisfechos y en un estado más estable a nivel fisiológico. Cuando se usa como método tranquilizador, durante el llanto, no se debe olvidar que éste es una actividad normal del niño e incluso una forma de comunicación. Se tiene que intentar limitar el uso del chupo cuando el bebé llore y no podamos calmarle con otros métodos tales como contacto, masaje y caricias.
  • Favorece la coordinación succión-deglución-respiración
  • El chupo adecuado (tamaño y forma) favorece el desarrollo anatómico y fisiológico de la boca, lo labios se cierran, y adoptan una posición correcta en reposo.
  • Reduce el tiempo de tránsito intestinal
  • Regula el horario de alimentación y sueño de los niños. Durante las primeras semanas de vida, los niños alimentados al pecho no tienen horario y comen con más frecuencia, a intervalos cortos de tiempo o duermen mucho, y lloran más durante la noche que durante el día.
  • Se puede tener una intervención activa a la hora de abandonar el hábito de succión, a diferencia de los que “chupan” el dedo.
  • Diversos estudios demuestran que su uso reduce el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. La razón no está clara, pero se cree que puede deberse a que con este objeto la respiración se vuelve más tranquila y regular, y también al hecho de que al succionar, la lengua permanece en la parte delantera de la boca, con lo que las vías respiratorias quedan libres
  • Es recomendable cuando viaja en avión para evitar los cambios de presión en sus oídos.

 

  • DESVENTAJAS:
  • La lactancia materna y la succión adecuada del pezón se logran aproximadamente entre la segunda y tercera semana de vida. Por lo tanto hay que tratar de evitar empezar a utilizar el chupo en este período o hasta que este instaurado un buen patrón de succión. Parece que puede haber una “confusión del pezón” ya que se succiona de manera distinta que durante la lactancia. Interfiere en la posición para tomar el pezón porque sólo exige que lo aspire sin que haga más movimientos con la musculatura bucal.
  • No todo chupo parece ser adecuado, dado que su forma y tamaño puede afectar el desarrollo de la mandíbula y la cavidad bucal. Sucede con frecuencia en los recién nacidos que el desarrollo de la mandíbula inferior queda rezagado con respecto a la mandíbula superior dado que es un ajuste para el nacimiento. Sin embargo, luego de un año de vida, la mandíbula inferior ya se ha nivelado con el desarrollo de la mandíbula superior. Al observar el perfil de un niño, la mandíbula inferior y la quijada estarán evidentemente más alineadas con la nariz que al momento del nacimiento. Durante este tiempo, la cavidad bucal del bebé también se desarrollará a medida que el niño crece.
  • El abuso del chupón puede crear problemas en la lactancia, ya que si el bebé no ha aprendido a amamantar, interfiere en la posición para tomar el pezón porque sólo exige que lo aspire sin que haga más movimientos con la musculatura bucal.
  • Limitaciones en cuanto a la capacidad de replicar la suavidad del pecho de una madre. Los chupos se fabrican actualmente con látex o silicona.
  • Según el doctor Elías Jiménez, de Diagnostico.com, no es recomendable el uso del chupo en bebés menores de un mes, porque el riesgo de aspiración de su propio vómito es mayor en un niño pequeño con chupete que sin él.
  • Cuando los padres los usan para tranquilizar y disminuir los dolores y el llanto que produce el cólico del lactante, no saben que el cólico tiene mucha relación con la producción de gas en el intestino, y que el chupo puede favorecer que el niño trague más gas. Está demostrado que los bebés con cólico no mejoran con el uso del chupete.
  • Cuando se usa para evitar que el niño adquiera el hábito de chuparse los dedos, es un paliativo porque, cuando se quiere quitarle el chupo muchos niños empiezan a usar el dedo.
  • Con un chupo inadecuado se presentan las maloclusiones dentarias: boca abierta permanente, y mordida invertida. La primera es la más común y tiende a mejorarse al suspender el uso del chupo. La segunda se observa de persistir el uso del chupo más de los 3 años de edad y requiere de la intervención del odontopediatra.
  • También en los niños que prolongan el uso del chupo se observa mayor número de caries en su boca, ya que al comer, el chupo está en contacto con restos alimenticios y bebidas azucaradas. Esto presenta más riesgos a que se formen caries.
  • A veces suelen aparecer úlceras en el tercio posterior del paladar, debido al efecto de roce del chupete con el paladar.
  • El borde relativamente cortante del escudo de un chupo puede ocasionar lesiones cerca de la nariz o en la boca, al producirse una caída con el chupete puesto.
  • Se ha relacionado una mayor frecuencia de otitis en niños que usan constantemente el chupo o toman tetero. El uso del chupo hace que el niño que presenta una infección de vías respiratorias superiores, (ej. catarro) sea más susceptible a las otitis ya que se modifica el transporte de agentes patógenos al oído, la succión aumenta el transporte de microorganismo hacia el oído y afecta el buen funcionamiento de la trompa de Eustaquio (oído medio)
  • La costumbre de colgar el chupete mediante una cuerda al cuello, puede provocar ocasionalmente lesiones en el cuello y se debe tener cuidado de no dormir con ésta por riesgo a estrangulamiento.
  • Puede crear una dependencia emocional, gracias a la cual no aprenderá a relacionarse con su entorno y ni a tranquilizarse de otra manera. Muchas mamás ponen el chupón al primer signo de llanto o incomodidad del bebé, siendo que lo que quiere es comer, jugar, que lo carguen o que le cambien el pañal.
  • Si se usa para dormir, le dificulta dormirse por sí solo y si se le cae en la noche, no puede volver a dormirse sin él.
  • Interfiere en el desarrollo del lenguaje porque tiene la boca ocupada todo el tiempo.

Angela Marcela Ordoñez

Fonoaudiologa